Hoy más que nunca estamos rodeados de controles remotos.

  • El televisor
  • Reproductor de DVD
  • Aire acondicionado
  • Equipo de música
  • Portón eléctrico
  • Alarmas de la casa y del auto.

Sólo por mencionar algunos de los más cotidianos.

Consejos para proteger los controles remotos

FUNDAS. Podemos encontrar para casi todos los modelos de controles remotos, al mismo tiempo que los mantienen libres de suciedad y líquidos a los que puedan quedar expuestos.

CINTAS AUTOADHESIVAS ACOLCHADAS. Para la amortiguación de golpes, adquiriéndolo en ferreterías o casas especializadas.

ENVOLTORIO PLASTICO. También podemos procurar un envoltorio plástico al control remoto, y adherir estas bandas protectoras a los lados, creando así nuestra funda casera adaptada a cualquier modelo y formato de aparato que tengamos en el hogar.

UBICACIÓN ESTABLE. Ser precavidos. Disponer un lugar de guarda en el hogar, y procurar no dejarlos sobre los almohadones del sillón, sobre el mantel o sobre almohadones sueltos y mantas, ya que con el movimiento de estas superficies los mandos a distancia suelen caer y golpearse.

PILAS. Cambiar las pilas periódicamente, esto evita que por humedad, transpiración de las manos o defecto de la pila el control remoto se sulfate y sea casi imposible su reparación.

Placa de control remoto sulfatada